¿Quién puede jugar al paintball?

Todo tipo de gente, sin ninguna restricción. Para despedidas de solteros, empresas, familias, amigos, campamentos, clubes,...
El paintball también es usado como terapia, o simplemente para pasar una jornada entre amigos, con personas que tengan algún tipo de discapacidad y los resultados son muy gratificantes.
Por supuesto que no recomendamos jugar a mujeres embarazadas o personas con algún tipo de enfermedad que le impida realizar deportes que conlleven un cierto esfuerzo físico.